Los usuarios de Android desprotegidos ante un posible acoso con los Airtag

Desde que aparecieron los Airtag uno de los temas de los que más se habla es del posible acoso que se puede ejercer haciendo un uso indebido de ellos. Los usuarios de Android se ven mucho más perjudicados en este aspecto y os lo contamos a continuación.

AirTag con iPhone

AirTag con iPhone

En uno de nuestros artículo sobre los Airtags os hablamos de cómo un usuario se puede dar cuenta de que transporta, sin consentimiento, uno de estos dispositivos gracias a las notificaciones de su iPhone. Esto delataría a la persona a la que pertenece este pequeño localizador.

Pero en el caso de que la persona a la que se quiera espiar tenga un teléfono Android, se verá  mucho más desprotegida ante este tipo de seguimientos indeseados.

En este caso, a los tres días de estar ese Airtag lejos de su propietario, se activaría una alarma que delataría que tenemos uno de estos pequeños dispositivos junto a nosotros.

Tres días es demasiado tiempo para ser rastreado con un AirTag sin su conocimiento:

A todo esto hay que añadirle que la alarma se activa a los tres días siempre y cuando el AirTag no está dentro del alcance del iPhone que lo tenga emparejado.

Esto quiere decir que los acosadores que viven con personas con terminales Android pueden emparejar constantemente un AirTag para que no desencadenen la alerta. Esto es algo altamente peligroso para las personas que son acosas, por ejemplo, por sus cónyuges.

Apple ha pensando en el tipo de acosador que no conoce a la víctima o que no vive con ella bajo el mismo techo pero… ¿qué pasa cuando la persona acosada vive en el mismo lugar que el acosador?.

Apple debería asociarse con Google para crear una salvaguardia multiplataforma, de la misma manera que lo hizo con el rastreo de contactos COVID-19. De esa manera, los usuarios de Android obtendrían el mismo nivel de protección que los propietarios de iPhone, en el caso de que se haga un uso indebido de los AirTag.

¿Que opinas al respecto?.

Comenta