Usar los AirTag para espiar a personas metería en problemas a quien lo haga

El que tenga pensado comprar Airtag para espiar y localizar a personas, va por el camino equivocado. Te explicamos como funcionan las medidas anti-acoso que ha implementado Apple, en este pequeño dispositivo, para evitar ese tipo de usos.

No uses los AirTag para espiar

No uses los AirTag para espiar

Si pensamos en los usos que se le pueden dar a los Airtags seguro que uno de los primeros que se te pasaron por la cabeza fue el de localizar a personas. Yo fue en lo primero que pensé y la verdad que me puso en contra del lanzamiento de este pequeño dispositivo localizador. Pero tras leer las medidas anti-acoso pensadas para su uso, ya estoy más tranquilo.

Apple afirma que los AirTags están pensados para usarlos con objetos. Llaves, carteras, mochilas, bicis, motos, coches… la cantidad de lugares donde depositarlos para poder tenerlos siempre localizados es inmensa. Pero siempre está la persona que quiera usarlos de manera ilegal depositándolo en la mochila, bolso, coche… de alguna persona a la que quiera espiar.

Pues bien, a continuación os explicamos lo que Apple ha desarrollado para evitar usarlos con ese fin.

Quien use los AirTag para espiar y localizar a personas se vería pronto en problemas:

Si optaras por cruzar la línea de la privacidad que comentamos y usases el AirTag para espiar, el iPhone del usuario en cuestión le avisaría con una notificación de que hay un AirTag moviéndose con él. Eso si, siempre y cuando se encuentre lejos del Apple ID al que está asociado o no pertenezca a un usuario que está en las inmediaciones.

Esto evita que, por ejemplo, vayas en el transporte público y si alguna persona lleva un AirTag cerca de ti, no te aparecerá ninguna notificación ya que su dueño está cerca de él.

Para aquellos usuarios que tienen dispositivos Android, o no poseen smartphone, Apple ha pensado también esa circunstancias y si un AirTag se encuentra lejos de su dueño durante un tiempo, empezará a emitir un sonido notificando su presencia. Las personas que tengan un móvil Android podrán escanearlo para encontrar a su dueño gracias al NFC.

Si la persona no desea hacerlo, siempre podrá desmontarlo quitándole la tapa y la batería que hay en su interior. Pero eso si, quedará inservible.

La persona espiada siempre puede llevar el dispositivo a la policía y que, a través de su número de serie del dispositivo, obtengan de Apple el nombre, email y más información personal del propietario que activó el AirTag.

Esperamos que os haya interesado el post y que lo compartáis con todas aquellas personas a las que les pueda interesar esta información.

2 Comentarios

  1. Juan Carlos 24/04/2021

Comenta