Apps para realizar trading o gestionar tus ahorros en tu teléfono

Está claro que el ocio se come la mayoría del tiempo que dedicamos a trastear con nuestro Smartphone, pero entre tanto juego, aplicación social y app de streaming, no estaría de más dedicar un poco de tiempo a investigar qué pueden ofrecernos las App Stores en cuanto a manejar nuestro dinero se refiere.

Apps para realizar trading, Depositphotos

Desde apps para operar en trading, hasta apps para gestionar nuestros ingresos y gastos, nuestro Smartphone puede llegar a convertirse en el dispositivo que centralice nuestras finanzas.

Si te interesa, te animamos a seguir leyendo.

Una app para negociar ETFs:

Antes de nada, ¿qué son las ETFs? Un Exchange Trade Fund, es básicamente un fondo de inversión clásico con el cual se comercia como si fuera una acción de las de toda la vida, pero compartiendo con los fondos de siempre la característica de la diversificación, lo que en teoría tiende a minimizar, nunca eliminar completamente, el riesgo para el capital.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores los sigue considerando como una forma de inversión colectiva (en un fondo de inversiones se unen varios inversores) pero al contrario de lo que pasa con los fondos de inversión tradicionales los ETFs pueden comprarse y venderse en cualquier momento.

Si queremos negociar ETFs a través de brókeres online estos ofrecen la posibilidad de negociar ETFs en forma de CFDs, es decir, utilizando las variaciones en los precios del índice para operar, en vez de comprar y vender con el fin de obtener beneficios.

Algunos pros y contras de negociar ETFs o cualquier otro instrumento financiero a través de CFDs:

Ventajas: podemos situarnos siempre a favor de la tendencia si tenemos la pericia necesaria para saber leer los indicadores del mercado, y una vez hayamos aprendido cómo negociar con CFDs podemos utilizar distintos instrumentos, como materias primas, criptomonedas, acciones… o lanzarnos a operar en el Forex.

Contras: no poseemos el activo y es necesario estudiar la forma de hacer trading antes de lanzarnos a realizar nuestra inversión, ya que los rudimentos básicos para dominarlo requieren de paciencia y estudio. Además, el trading de cualquier activo con CFDs supone operar apalancados, lo que significa financiar una posición grande con deuda prestada por el bróker, y aportando el trader una mínima parte del valor total de la operación, lo que implica la posibilidad de incurrir en grandes pérdidas si la operación sale mal, o incluso en deudas si el bróker escogido no nos protege frente a estas.

La mejora de las redes de telefonía hace viable el hecho de operar mediante nuestro Smartphone una vez hayamos descargado la app de nuestro bróker desde la store, cuando hace no demasiado tiempo era requisito indispensable operar desde nuestro ordenador, de sobremesa o portátil, limitando mucho el momento en el cual abrir una posición.

Además, el trading desde el teléfono móvil permite controlar la operación en todo momento, ya que, aunque al abrir la operación establecemos un stop loss y un take profit que saltan para limitar pérdidas y recoger beneficios respectivamente (aunque puede haber circunstancias donde no lo hagan automáticamente haciéndonos perder, o ganar, más de lo previsto), también tenemos la posibilidad de cerrar nuestra operación antes de tiempo. Por cierto, esto es algo que ciertos traders consideran inconveniente, ya que recoger beneficios o limitar pérdidas antes de lo que habíamos previsto con nuestro análisis impide que obtengamos valiosa información acerca de qué es lo que nos ha hecho triunfar o fracasar, información gracias a la cual mejorará nuestro trading.

Apps con las que nunca tendremos un descubierto en nuestra cuenta corriente:

Siempre y cuando tengamos los suficientes ingresos, claro está, ya que no hay apps que realicen milagros, al menos por el momento.

La primera app que deberíamos tener instalada en nuestro Smartphone es la de nuestra entidad bancaria, ya que además de realizar transferencias y demás operaciones del día a día, la mayoría de bancos ya incluyen la posibilidad de utilizar Bizum, herramienta ideal para realizar pequeños pagos y gracias a la cual ya no tendremos que invitar al aperitivo siempre a ese amigo gorrón que misteriosamente nunca tiene suelto en el bolsillo.

Aunque las apps de los bancos suelen permitir realizar presupuestos para controlar lo que gastamos, quizás nos resulte más cómodo descargar una app dedicada exclusivamente a controlar lo que entra y lo que sale de nuestra cuenta corriente, como por ejemplo Fintonic, Digit, Mint… que ofrecen la posibilidad de categorizar los gastos, para conocer al dedillo en que estamos gastando el dinero y saber dónde podemos tratar de contener el gasto, si nuestro objetivo es terminar el mes con algo más de dinero.

Merece la pena investigar qué nos pueden ofrecer las apps en este sentido, ya que se han desarrollado como negocios, pero también para facilitarnos tareas que antes requerían mucho más trabajo por nuestra parte.

Comenta